¿Crees tener un trastorno alimenticio?

Cuestionario de selección SCOFF

Los trastornos alimenticios o la preocupación excesiva respecto del peso afectan numerosos aspectos de nuestra vida y a veces a la vida de los que nos rodean.
Estas problemáticas afectan a la salud psicológica y física. Y, a menudo, tienen un impacto en la capacidad de mantener o desarrollar relaciones harmoniosas con la familia o con los amigos, así como también puede acompañarse de dificultades escolares o profesionales.Además, las consecuencias físicas de este trastorno del comportamiento, de origen psíquico, son altamente peligrosas al poner en marcha un riesgo vital para el paciente que lo padece.

La relación con la comida, no ejerciendo unicamente desde su sentido inicial como necesidad vital, se ha convertido en nuestra sociedades occidentales en un elemento esencial de convivencia, de placer, incluso d´expresión artística.
Pero consta también que esa necesidad vital de alimentarse es objeto de una percepción patológica. Y no solo desde un exceso a menudo denunciado por la sociedad, sino que también en el sentido de la expresión de una enfermedad mental.
Entonces desaparece la representación hedonista de la alimentación apareciendo la expresión del sufrimiento de un individuo que se ubica en la esfera de la alimentación.